Regresar

Los Battle Royale que han llegado con vida al 2021

18 de febrero

Regresar Regresar

Los Battle Royale que han llegado con vida al 2021

18 de febrero

Sin embargo, queda claro que no es solo su capacidad de convertirse en un meme lo que hace que Fortnite sea el rey: como videojuego, tiene unas grandes lecciones que brindar.

Cuando, a mediados de 2017, Playerunknown’s Battlegrounds (más conocido como PUBG) saltó a la fama, desató una auténtica locura en el público. La fórmula de lanzar a una gran cantidad de jugadores a un mapa para competir por recursos limitados capturó por completo al público.

La cantidad de Battle Royales que aparecieron en el mercado es mayor a la que uno podría enumerar. Cada uno presentaba una o muchas características distintivas, pero todos mantenían la misma mecánica: caer en un mapa con recursos dispersos y empezar a moverse hacia una zona central cada vez más pequeña.

Sin embargo, tal y como ocurre en el género, cada vez hay menos sobrevivientes de la dura lucha por acaparar al público. A diferencia del gameplay, no es necesario que quede únicamente un competidor en pie: de hecho, a 3 años de la explosión del género es posible encontrar a diversos juegos que han sabido encontrar su nicho en el público.

4. El OG: Playerunknown’s Battlegrounds


Resultado de imagen para pubg

Lanzado para Windows el 23 de marzo de 2017, PUBG fue el pionero de la tendencia y en su momento el Battle Royale más popular. Sin embargo, diversos problemas hicieron que pierda pronto la corona frente a lo que probablemente ha sido uno de los fenómenos culturales más fuertes en la historia del gaming: Fortnite. Si bien PUBG es desarrollado por un pequeño equipo dirigido por un ex modder y Fortnite cuenta con todas las herramientas de Epic a su disposición, esto no exime de culpa al equipo de desarrollo de PUBG.

En realidad, una de las primeras razones por la cual PUBG empezó a perder tracción fue su pobre optimización. Fortnite capturó a muchos usuarios debido a que era menos exigente con los ordenadores, permitiendo a más personas disfrutar de su gameplay. Otro problema gravísimo para PUBG fue la gran cantidad de cheaters y la incapacidad del equipo de desarrollo para hacerles frente. Finalmente, la decisión de ser un juego de paga (siendo Fortnite gratis) con monetización extra mediante transacciones ingame terminó teniendo una recepción muy negativa entre la comunidad.

Actualmente Playerunknown’s Battlegrounds ocupa un respetable puesto 17 entre los videojuegos más vistos en Twitch, con más de 6 millones y medio de horas vistas en los últimos 7 días, pero es evidente que se ha quedado atrás frente a sus competidores.

3. El diferente: Apex Legends


Muchas veces se dice que no se trata de llegar primero, sino de saber llegar. Apex Legends trató de demostrar que, efectivamente, sabía como llegar y que no le importaba llegar con retraso. La verdad es que casi lo logró.

Al momento de su lanzamiento, Apex Legends alcanzó el millón de jugadores en apenas 8 horas. En su primer día funcionando contó hasta 2 millones y medio de jugadores y, tras su primera semana, llegó a los 25 millones. Los números estaban del lado de este juego distribuido por EA, mientras que los críticos alababan sus mecánicas innovadoras y lo consideraban un digno retador a la hegemonía de Fortnite. Actualmente, Apex Legends es el décimo videojuego más consumido en Twitch, sumando casi 12 millones de horas vistas en los últimos 7 días.

Si bien esto no es en absoluto un fracaso, es evidente que el juego no pudo estar a la altura de lo que en su momento se esperaba de él. ¿Por qué, en última instancia, no pudo llegar más lejos? Quizás su principal desventaja sea la falta de familiaridad. Frente a sus rivales plantea un ambiente de ciencia ficción basado en el mismo universo que la saga Titanfall, lo cual sumado a sus mecánicas especiales podría actuar como una barrera de entrada para algunos jugadores casuales.

2. Un viejo conocido: Call of Duty – Warzone


Publicado hace menos de un año, Warzone es incluso más reciente que Apex Legends. Sin embargo, tiene precisamente lo que Apex Legends nunca tuvo: el respaldo de una de las sagas más longevas y exitosas de la historia de los videojuegos y un gameplay sencillo, con el cual buena parte del público ya estaba acostumbrado.

Las innovaciones de Warzone (como el mecanismo de gulag para revivir) son igual de únicas pero mucho más naturales que las presentadas por Apex Legends. Entre eso y la eterna sensación de que no estamos jugando un nuevo juego, sino un Call of Duty en modo Battle Royale, era natural que este juego esté destinado al éxito. Cabe resaltar que antes de Warzone, ya Infinity Ward había experimentado con Battle Royales en el modo Blackout de Black Ops 4.

Actualmente, Call of Duty: Warzone es el séptimo juego más consumido en Twitch, con 17 millones de horas vistas por usuarios de la plataforma.

1. El rey: Fortnite


Resultado de imagen para fortnite

Muchos lo intentaron, pero al final ninguno pudo. Tras quitarle el trono a PUBG, Fortnite ha sido el líder indiscutido del mercado de los Battle Royales. Y la principal razón es que ha sido capaz de convertirse en un auténtico fenómeno cultural, como solo unos cuantos videojuegos logran. Desde movimientos de baile popularizados por celebridades hasta sus colaboraciones con Marvel y Travis Scott, Fortnite entendió que la manera de mantenerse siempre relevante era difuminando los límites entre el mundo real y el virtual.

Sin embargo, queda claro que no es solo su capacidad de convertirse en un meme lo que hace que Fortnite sea el rey: como videojuego, tiene unas grandes lecciones que brindar. Sus constantes actualizaciones y su manera de añadir complejidad de forma progresiva han ayudado también a mantener el interés de su base de jugadores, pero también se han tomado todos los pasos para ofrecer una experiencia lo más acogedora posible. Hablamos de cosas como la optimización, el juego multiplataforma, el estilo gráfico amigable, los controles intuitivos y los modos de juego cooperativos.

Actualmente, Fortnite está solo por detrás de GTA V y League of Legends como el videojuego más visto en Twitch y sus 24 millones de viewers lo colocan a la cabeza de los Battle Royales. A 3 años de su salida al público, no parece que su popularidad vaya a disminuir en el futuro inmediato.

Etiquetas: Fortnite PUBG Warzone APEX bitel gaming