Regresar

Morir como un héroe – Diálogo con Techies Senior 2.0

24 de febrero

Regresar Regresar

Morir como un héroe – Diálogo con Techies Senior 2.0

24 de febrero

Creo que la gente viene por muchos motivos. Algunos solo vienen para verme jugar, otros por que les caigo bien, otros solo para bajar su pepa, qué sé yo, matarse de risa.

Con 220 633 seguidores al momento de escribir esto, César Martel es uno de los streamers más conocidos de la escena de Dota 2 en Perú. La mayoría de sus seguidores lo conocerán con los alias de Techies Senior 2.0 o Techiesor, ambos derivados del nombre de su héroe favorito en el juego: Techies. Víctima de un meteórico ascenso a lo largo del 2020, La de César es, probablemente, la historia quintaesencial del crecimiento digital.

Antes de streamear, César no era comentarista de esports, ni exjugador profesional, ni conocido de algún famoso. No tenía estudios en marketing digital, ni una agencia detrás, ni nada concreto que respalde su contenido. Era solo un joven (no llegaba a los 23 años) con una meta clara: ser conocido en la escena de Dota 2 a través de sus streams con Techies, su héroe favorito.

Cuando empezó a transmitir era todavía guardia de seguridad (algo que ha contado ya en sus directos) y admite que empezó únicamente por diversión.

“Más o menos por el año 2018 se comenzó a hacer popular el tema de los streamings en Facebook Gaming. Estaba Matthew, estaba SmAsH, estaba Iwo, todos ellos. Pero mi mayor inspiración fue Matthew. Era un gran jugador, era support 4 (y a mí me gustaba jugar support 4 en esa época) e inspirado por él fue que empecé a jugar Techies.

Recuerdo que dije: ‘bueno, sé usar este héroe, veo que nadie más lo usa y yo también podría hacerlo, ¿no? Podría compartir lo que sé del héroe’ y comencé a transmitir.”

Antes de empezar cualquier proyecto, lo más saludable es trazar una meta. Una vez empezado, lo más saludable es entender que tu meta original puede guardar poca relación con lo que realmente vayas a conseguir.

“Gracias a Dios comenzó a irme bien. A la gente le comenzó a gustar, fue algo muy curioso, creo que nadie más lo había hecho. Y en sí fue eso. Comencé simplemente por diversión, porque yo planeaba simplemente transmitir, llegar a Divine VII y retirarme. En resumen eso sería: empecé por huevear.”

De acuerdo a cálculos, los jugadores de calificación Divine oscilan entre los 4600 y 5400 de MMR (número utilizado para emparejar jugadores de similar nivel). César ha alcanzado los 7200 de MMR como pico de clasificación. Y, al igual que en el juego, también rompió sus propias expectativas con el alcance de sus transmisiones.

“Creo que prácticamente desde el primer mes me di cuenta de que había mucho potencial en esto. En ese momento tenía 100, 150 viewers. Y yo tenía un par de amigos que siempre me apoyaron y siempre decían ‘oye, hay potencial acá, eres el único que lo hace, aparte lo haces bien, a la gente le gusta cómo hablas’. Prácticamente desde el primer mes decíamos ‘oye, hay que jalar a marcas, hay que hacer esto, hay que hacernos conocidos’.

Desde el principio tenía esa ambición, aunque obviamente no pensaba mucho en eso. Pero me empecé a trazar metas. Quería llegar a 300 viewers, a 500, yo recuerdo que mi máxima meta era 1000. ‘Llego a 1000 y me retiro contento’. Y es algo que hemos superado hace mucho tiempo. La primera meta fueron los 1000 viewers, y estaba muy contento con eso, pero al final llegamos a mucho más. Llegamos a un número que nunca esperamos en su momento: un aproximado de 21 000 viewers en simultáneo.”

Creo firmemente que el fenómeno Techiesor es inauscultable. Pero si hay alguien que debería, al menos en el papel, ser capaz de acercarse a una explicación es el propio César.

“Creo que la gente viene por muchos motivos. Algunos solo vienen para verme jugar, otros por que les caigo bien, otros solo para bajar su pepa, qué sé yo, matarse de risa. Pero creo que lo que más les gusta, y me lo han dicho muchas veces, es mi personalidad. Dicen que les parezco muy inocente, usan bastante la palabra ‘humilde’, aunque a mí no me guste esa palabra. Pero creo que hasta cierto punto se identifican, ¿no? Creo que cuando ves a un streamer es porque te identificas con él y en cierta parte te cae bien. Creo que es eso.

También creo que es porque soy muy agradecido, soy muy atento, siempre les agradezco de todo corazón por acompañarme. Normalmente respondo todos los mensajes de la página, intento leer la mayor cantidad de comentarios. Creo que es lo que más les gusta.”

Si me tuviese que aventurar, diría que César irradia una inmediatez y cercanía pocas veces vistas. Quizás no sea casualidad que su formato haya tenido tanto éxito en un momento en el que la cercanía física se nos fue arrebatada.

“Yo siempre lo he dicho, somos hermanos solares. Siempre lo he llamado así, desde que empecé. Y siento que somos como una familia. Obviamente no todos, ¿no? Porque hay gente que apoya y gente que tira hate. Pero al menos con la gente que apoya y la gente que se porta bien, yo voy a estar siempre muy agradecido. Yo los veo como una familia, y por eso trato que no se peleen, ni que se porten mal. Porque al final creo que la gente viene a divertirse, viene a pasarla bien. Yo nos veo como una familia, independientemente de si conozco a la otra persona o no.”

Sin embargo, esta familia no es una realidad presente e inmutable.

“Quisiera no volver a dejarme llevar por la fama. La última vez que me vio mucha gente la comunidad era demasiado tóxica. Prácticamente me centraba más en los números que en crear una comunidad sana y que de verdad me apoye. Todo era pura falta de respeto, todo era puro insulto, pura burla.

Quiero crecer, quiero recuperarme poco a poco, pero de manera sana, ¿me entiendes? Crear una comunidad más unida.”

Ni tampoco lo es la presencia de César en el mundo de las transmisiones.

“Yo creo que máximo me doy un par de años más. Exagerando. Obviamente depende de cómo me vaya. El tema del stream no dura para siempre, es algo momentáneo. Y creo que hay que sacarle el máximo provecho, porque creo que la fama siempre se va a acabar, tarde o temprano.

Yo pienso que tal vez un par de años más. Quiero sacarle provecho, quiero cumplir mis metas personales, si me retiro en algún momento quiero retirarme con el pie derecho. Retirarme bien, no porque me están olvidando o porque estoy aburriendo.

Quisiera retirarme en un buen momento y que la gente se acuerde de eso.

¿Cómo podría explicarlo? Quizás una frase que me identificaría sería la de ‘o mueres como un héroe o vives lo suficiente para convertirte en un villano’, de la película de Batman. Irme a lo grande, eso es lo que pienso.”

Y, si bien es imposible imaginar un Techies Senior sin César, es necesario imaginarnos un César sin Techies Senior. Al menos él lo tiene claro.

“Quisiera terminar mi carrera, estudiar. Igual creo que no me quiero alejar del mundo gaming porque hay mucho potencial que estoy comenzando a conocer poco a poco. Tal vez del streaming sí podría retirarme. Y no sé, como ahora puedo estar delante de una cámara, quizás en un futuro podría estar detrás. Tal vez manejando, coordinando, produciendo, quizás como manager. Creo que hay muchas cosas que podría hacer.”

Antes de despedirnos, le pido a César una lista de shoutouts, saludos o reconocimientos. Se aprende mucho de alguien conociendo las personas con las que está agradecido. El Techiesor me responde lo siguiente:

“A mi comunidad, la gente que me está apoyando un montón, que saben que les agradezco de todo corazón.

A mis dos amigos Bao y Ángel, que me han apoyado prácticamente desde el primer día.

A Pepe, mi manager, que también me apoyó un montón.

A la gentita de Thunder, a mi jefecito Eduardo Ku.

A mi familia, a mi mamá, a mi papá, que me han dado esta oportunidad porque al principio no apostaban ni un sol por esto.”

Etiquetas: Dota 2 Entrevista Techies Senior Bitel Gaming